Cómo evitar la constipación durante el embarazo


Uno de los trastornos más frecuentes durante el embarazo es la constipación o estreñimiento. La gran mayoría de las mamás, en algún momento del embarazo hemos padecido este trastorno. Esto da lugar a la acumulación de gases, con la consecuencia de malestares diversos.  Por eso es de fundamental importancia, controlar la dieta durante todo el embarazo. A veces toda una serie de trastornos, se corrigen al mismo tiempo con tan solo realizar algunos pequeños ajustes en la dieta.

Regular el uso de la sal de mesa, ayuda a bajar la presión arterial, a la eliminación de líquidos retenidos, mejorando de esta forma, los inconvenientes que significa tener los pies hinchados y no poder utilizar el calzado preferido.

En este punto quiero dejar muy claro que cada mujer tiene su frecuencia de evacuación. No es estrictamente necesario que movilice el vientre todos  los días. A veces la frecuencia del movimiento no es tan importante, lo que sí importa es que no debe provocar esfuerzo.

El mejor tratamiento para este trastorno, es la dieta. En la gran mayoría de los casos, es suficiente consumir alimentos que contengan fibra, como los cereales para el desayuno, salvado, avena, más verduras, sustituir el pan blanco por pan negro y beber más agua. Por lo general, no le damos la importancia que realmente tiene este trastorno. Con tan solo beber más agua podemos ahorrarnos varias molestias y sufrimientos. Los médicos aconsejan beber al menos dos litros de agua diariamente, fuera de los alimentos y sin contar otros líquidos como leche, té, café, caldos, etc.

A todo esto se deberá agregar frutas y en lo posible consumirlas con cáscaras. Si a pesar de la dieta, no se corrige el problema, será necesario consultar al médico. Nunca se debe tomar laxantes sin prescripción médica. No todos son inocuos para el feto.

Generalmente será suficiente modificar el hábito alimentario. Ya sabemos lo difícil que es cambiar nuestras costumbres, pero por la salud de nuestro bebé, vale la pena el esfuerzo.

Veremos que es suficiente incluir en la dieta, el consumo de fibra. Las verduras y las frutas no deberían de faltar en la alimentación de la mujer embarazada. La falta de fibra en la dieta da lugar a la constipación, originando la aparición de hemorroides, almorranas y la inflamación del colon, con los consiguientes inconvenientes para la salud de la madre.

Anuncios

Deja un comentario CON TU NOMBRE. NO RESPONDO comentarios anónimos

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s