La ansiedad durante el embarazo


 

Quienes hemos pasado por la dulce experiencia de la maternidad, sabemos que los tres primeros meses son los peores en cuanto al grado de ansiedad que vivimos.
Un embarazo conlleva una serie de complicaciones de orden práctico para la mujer y para la familia en general.

Hoy en día la mayoría de las mujeres trabajamos fuera del hogar; una de las mayores preocupaciones será cómo resolver el cuidado del niño durante las horas en que estamos fuera del hogar. A pesar de las preocupaciones del primer momento, siempre se encuentran soluciones y la familia apoya y colabora. Tenemos unos cuantos meses para ir buscando soluciones.

Otra preocupación será cómo ajustar nuestro presupuesto para la serie de nuevos gastos que se aproximan. Un niño, en la casa, genera más gastos. Será necesario prepararse desde cero. Necesitará un cuarto, la cuna, el baño, etc., sin contar la infinidad de pequeños elementos que se irán sumando en las compras de los preparativos.

Muchas veces este advenimiento implica un cambio de lugar de residencia. Porque si el departamento que ocupamos es muy pequeño, o las condiciones no son las mejores, también habrá que pensar en buscar una nueva casa. Todas estas inquietudes agregan ansiedad al estado de la futura madre.
En los meses subsiguientes habrá un período de tranquilidad,  porque poco a poco los problemas se han ido  solucionado. En este tiempo la atención estará centrada en los controles médicos, alguna ecografía, conocer el sexo del bebé, preparar el ajuar, y disfrutar del nuevo estado, dado que a esta altura, los malestares del primer trimestre habrán pasado.

Luego comienza una nueva etapa de temores y ansiedades. Al acercarse al final del sexto mes, el médico informará que todo está en orden y que a partir del séptimo mes, habrá que tener todo lo necesario y dará un listado con lo que necesitará llevar al sanatorio, para recibir al niño. A partir de ahora se puede esperar su llegada en cualquier momento. El médico informará que a partir del séptimo mes el niño estará apto para sobrevivir perfectamente, si naciera en ese momento, aun siendo prematuro.

La cercanía del término del embarazo agrega un nuevo punto de preocupación. Nos inquietará el futuro del bebé y dudaremos respecto a nuestra capacidad para cuidarlo. Debemos pensar que es un hecho natural tener un hijo y criarlo. Tranquilas, en su momento sabremos cómo hacerlo. En el sanatorio, o en el hospital, antes de firmar el alta, el pediatra, se asegurará de que seremos capaces de cambiar, vestir y alimentar al niño normalmente.

 Todas tememos que el niño presente alguna anormalidad. Ese temor se presenta en casi el 99% de las madres. Aunque en la familia no haya ningún caso de anormalidad o enfermedad congénita, toda futura madre no podrá evitar tener esos miedos.

En todos los casos es necesario plantear esta situación al médico tratante. Si estos temores nos causan mucha angustia, el médico indicará algún estudio especializado a fin de descartar cualquier anomalía fetal. Generalmente, los resultados son normales. Los porcentajes de anomalías fetales en familias donde no existen antecedentes, son mínimos. No es probable que sucedan. Igualmente el médico indicará algún estudio especial, para tranquilidad nuestra y para descartar esa posibilidad.

Otro de los miedos mayores es el parto. El sufrimiento durante el parto es casi un mito. Todas las mujeres, sin excepción temen el dolor durante esta etapa. La mejor terapia para evitar ese miedo es informarse, consultar, pedirle al médico todas las explicaciones que creamos necesarias.

Ante cualquier evento nuevo que debemos enfrentar en la vida, es inevitable sentir miedo. Si se enfrenta la situación con total conocimiento de lo que va a suceder, el temor desaparece. Existen técnicas de respiración que ayudan a mitigar el dolor durante el parto.

El médico tratante, al llegar a esta etapa del embarazo dará consejos y una serie de ejercicios prácticos, así como aconsejará asistir a los cursillos de parto sin dolor.

Anuncios

Un pensamiento en “La ansiedad durante el embarazo

Deja un comentario CON TU NOMBRE. NO RESPONDO comentarios anónimos

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s